El Quetzal pasó a ser el Ave Símbolo Nacional de Guatemala el 8 de Noviembre de 1871.  Su nombre científico es "Pharomachrus Mocinno".  Pharomachrus en griego quiere decir luz grande, en tanto que mocinno es en honor al naturalista mexicano del siglo XIX, José Mariano Mociño, quién llevó los primeros ejemplares a Europa.  Su hábitat son los bosques nublados, bosques lluviosos, montañas de altura, bosques vírgenes con altitudes promedio de 900 a 3,200 metros, en los que abunda el aguacatillo, pino blanco, guarumo, bálsamo, roble y ciprés, entre otros.

Su área de distribución va de Chiapas, México, hasta la región norte de Nicaragua.  En Guatemala se encuentra actualmente en seis regiones bien establecidas: Huhuehuetenango, El Quiché, Alta Verapaz, Zacapa, parte norte de El Progreso e Izabal.  La Universidad de San Carlos estableció para su conservación en 1979 la Reserva Natural Mario Dary Rivera, conocida como Biotopo del Quetzal, en Purulhá, Baja Verapaz.

 

Información sobre los trogones (clasificación científica del Quetzal):

El Quetzal es el ave más impresionante de la familia de los trogones de América.  Hay 34 especies de trogones diferentes en América.  Estas aves habitan en bosques.  Otro lugar donde podemos encontrar otras familias de trogones, es Africa.

Todos los trogones tienen su estructura física y comportamiento en común: son aves arbóreas de tamaño regular con cuerpos compactos, cuellos cortos y patas pequeñas.  El plumaje es suave y delicado.  Todas las aves macho de esta familia, exhiben colores  como verde, azul o violeta en la parte superior de su plumaje, mientras el pecho contrasta con colores como rojo, amarillo o anaranjado.  Las hembras de la familia de los trogones no exhiben colores tan llamativos.  Una característica que varía mucho en estas especies, son las patas.  Una característica muy importante de estas aves, es que no emigran.

Su nido:


El comportamiento de cortejo del Quetzal comienza en marzo o abril.  Sabemos que el competidor desafía mientras que el compañero tranquiliza.  Si otro macho se encuentra en los alrededores, es probable, que haya una especie de duelo de vuelo, donde se puede apreciar al Quetzal macho volando en espirales. Después del duelo, la hembra selecciona el nido, viniendo a ocupar uno abandonado, el del cheje por ejemplo (que abre un agujero en los árboles, en el tronco).  Usualmente, el macho busca el nido que utilizó el año anterior.  El nido, futura cuna de los bebés, tiene un solo agujero, y no dos como lo aseguran unas gentes.  Los huevos son elípticos y de color azul pálido, semejantes a los de la paloma de castilla.  La incubación dura 19 días aproximadamente.  Tres semanas después, las crías están listas para dejar el nido.  Durante el período en el que estuvieron bajo la protección de sus padres, su alimento consistió básicamente de insectos pequeños, pequeños reptiles, larvas, frutas y otros pequeños invertebrados.  Tan pronto como los pequeñuelos dejen el nido, desaparecerán con sus padres en la parte más espesa del bosque donde encontrarán un refugio seguro.

 

Su alimentación:

El Quetzal se alimenta de frutas  (aguacatillo) y pequeños insectos (moscas).  El agua se considera como parte fundamental de su dieta, la bebe inclinando su cabeza hacia atrás, como el pato por ejemplo.

 

Características físicas:

Se hace necesario conocer a los animales bajo todo punto de vista.  En el presente párrafo daremos una ligera descripción:  De pico amarillo; de ojos negros, laterales y redondos, con un tercer párpado (membrana nictitante) que limpia y da calor al globo del ojo; de cuerpo fusiforme; su atuendo (vestido) de vistosos colores, predominando el verde metálico, con el pecho y sus entrepiernas rojos; la cola corta, homogénea, plumas negras y blancas.  Su tamaño al de una paloma de castilla; de tarsos (lo que en nosotros las piernas) cortos, desnudos, débiles y escamosos; los pies por lo consiguiente, con cuatro dedos y a la misma altura.  Otras aves (las gallinas) presentan el dedo posterior al pulgar más alto.

 

Costumbres:

El Quetzal goza de un baño dos veces al día.  Uno por la mañana y otro por la tarde; se despioja a menudo con el pico y a veces ayudándose con los pies.  Toma baños de sol; hace ejercicios por las mañanas como preparándose a la brega diaria.  La noche se hizo para su descanso; de costumbres arborícolas, le hemos visto en las copas de los árboles.

 

Sus enemigos:

Los adversarios principian en la cuna, ya que el piojillo lo heredan los hijos; este parásito le diezma la vida, chupándole la sangre; al salir de la cuna, le espera el gavilán, enemigo encarnizado, y otros; tiene competidores que le disputan el alimento.

 

Su defensa:

Nuestra ave símbolo sabe defenderse, lo hace con bravura.  Esto es, picoteando al adversario; cuando se ve perdido en la lucha opta por volar hasta ponerse a salvo.

Por:

Profesor y naturalista

Raúl Alvarez del Cid